El amor… Qué bonito es para nosotros poder decir que este sentimiento, capaz de inspirar a tantísimas personas, se ha convertido en el responsable de esta historia.

 

 

Todo empieza con Elena, una joven diseñadora de joyas que tropieza con los precios desorbitados de los anillos de compromiso cuando decide pedir matrimonio a su pareja, sí sí, rompiendo esquemas, las chicas también se declaran… Y no podía ser de otra manera que, con un anillo de diamantes, preciosas piedras que simbolizan la solidez de todo compromiso.

 

 

Y aquí entró en escena Miquel, el hermano de Elena, siempre con mil ideas en la cabeza, quien le propone diseñar su propio anillo y se compromete a conseguirle el diamante más económico posible para su pieza. Es buceando en este mundo de destellos, tan complicado para un chico joven, cuando surge la idea de crear un proyecto revolucionario.

 

 

Así nace Mikora Diamonds, la historia de dos hermanos completamente distintos pero que, con una sensibilidad sin límites y una gran capacidad emprendedora, se compenetran al más alto nivel para lograr romper los conceptos de la joyería clásica actual. Por esta razón, lanzamos con mucha ilusión nuestro proyecto, por fin llegó Mikora.