En el instante en el que recibes tu pieza Mikora, esta adquiere inevitablemente un valor tanto sentimental como económico. Añadiendo su delicadeza, es muy importante tratarla siempre con mucho cuidado con el fin de mantener su máximo brillo y esplendor.

Para un buen cuidado de las joyas, debes seguir los siguientes consejos:

· Para limpiar tus joyas debes usar agua tibia y jabón (de PH neutro), un cepillo de dientes y secarlas posteriormente con una gamuza.

· Es recomendable comprobar con cierta frecuencia el engaste de los diamantes y de las gemas, para asegurarte de que están todas bien sujetas y así poder evitar su perdida.

· Para una conservación correcta de tu pieza Mikora, es preferible que la guardes siempre de manera individual en el estuche original.

· Si guardas las joyas en un joyero, procura que tus piezas estén siempre en compartimentos separados.

· Evita siempre que tu joya entre en contacto con productos cosméticos o domésticos que pueden dañar su color. También evita el contacto con productos abrasivos.

Todas las joyas de plata de Mikora Diamonds están recubiertas con un baño de oro de 18k (amarillo o rosa) o un baño de rodio (blanco). Las piezas bañadas en oro o rodio pueden perder paulatinamente el color o su brillo, dependiendo de múltiples factores como su cuidado, el uso de productos cosméticos o incluso el nivel de PH de cada persona.

Así pues, puede ser que con el paso del tiempo veas que el color de tu pieza se ha degradado o incluso que ha perdido su brillo. En este caso, si quieres tenerla nueva como el primer día, con todo su esplendor, no dudes en utilizar nuestro servicio post-venta.